sábado, 17 de diciembre de 2011

Procesaron a Rolando Oyarzún por el crimen de Florencia

VILLA REGINA (AVR).-
La justicia de Villa Regina dictó el procesamiento y prisión preventiva para Rolando Oyarzún (18) como presunto autor del asesinato de Florencia Ochoa (6) y del intento de homicidio contra la madre de la nena, Verónica Rivas, y el pequeño hijo de la mujer, Mateo, de ocho meses de vida. Ayer se notificó a las partes del procesamiento dictado por la jueza Margarita Carrasco, a cargo del juzgado de instrucción 20 de esta ciudad. La novedad generó alivio en Verónica y sus familiares. "Esperábamos este momento, es un paso para que se haga justicia", dijo ayer la madre de Florencia a este medio. Por el hecho ocurrido en la madrugada del 24 de noviembre en la casa de las víctimas se atribuyó a Oyarzún el delito de "homicidio calificado por alevosía en concurso real con homicidio en grado de tentativa, calificado por alevosía en dos víctimas". Si bien los investigadores ya tienen elementos contundentes, en los próximos días se realizarán más pedidos de pericias para incorporar a la causa, mientras el expediente avanza hacia el juicio. Rivas, por su parte, sigue con su recuperación de las lesiones que sufrió en el ataque y expresó ayer su satisfacción por la medida dispuesta por la justicia. Según afirmó, la agresión hacia su persona y hacia sus dos hijos se basó en "una cuestión sentimental". "Saber que le dictaron la preventiva es una buena noticia para mí, voy a poder dormir más tranquila. Cuando declaré, lo primero que pregunté era si iba a seguir detenido, no quería enterarme de que lo suelten. Él tiene que pagar lo que hizo", dijo Verónica. Agregó que se siente contenida por su familia pero vive con temor por lo que le pueda ocurrir. "Tengo mucho miedo, no quiero andar sola en la calle... Cuando tengo que hacer algún trámite me manejo en taxi y trato de estar siempre acompañada", indicó. La joven de 27 años espera recuperar la tenencia de su pequeño hijo Mateo, quien está bajo la custodia de su padre. "Eso me obliga a ir a la casa donde ocurrió todo, es algo que no me agrada, pero mi hijo también me necesita. Ahora necesita que se le hagan algunos estudios, pero confío en Dios y se que va a salir adelante, y cuando esté conmigo va a ser distinto, por eso espero poder recuperarme pronto", afirmó. En cuanto al ataque a hachazos y puñaladas del cual fue víctima junto con sus dos hijos, y que terminó con la muerte de Florencia, Rivas cree que ahora está encontrando una explicación pese a lo difícil que le resulta considerar que el atacante fuera su propio primo. "Él compartió muchas cosas con nosotros -con ella y su ex pareja Pablo Reyes, padre de Mateo-, y esa última semana (antes del crimen) había estado varias veces en mi casa y jugaba con mi bebé... Esa noche fue a decirme que tenía que matarme y se me declaró, porque dijo que estaba enamorado de mí", reveló. "Lo tomé como que ya venía planeando todo; no se me puede borrar la cara que tenía esa noche y sabía lo que iba a hacer, estaba consciente... Muchas veces pensé que esa noche quería violarme, pero no pudo porque se despertó la nena. Por eso ocurrió el ataque. Recibí muchos golpes, actuó con mucha saña, por eso quiero que permanezca detenido y que finalmente se haga justicia", recordó Rivas.

http://www.rionegro.com.ar/diario/rn/nota.aspx?idart=775965&idcat=9521&tipo=2


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada